Sexualidad

Por qué los hombres van de putas

Es obvio que no sabemos quién fue la madre que parió uno de los oficios más viejos del mundo, y que luego daría origen a uno de los negocios más lucrativos de nuestra época, lo que si podemos saber es cuantas veces hemos ido, cual fue la primera, cual fue la mejor y cuál ha sido la más costosa, eso sí lo podemos responder con algo de timidez.

Cuando un hombre va de putas

Y recordemos como comienza esa vida de lujuria que nos tienta en cada verano sexual o por cada calle de tenues luces azules que vemos y recorremos.

Casi siempre el inicio de este camino tan vasto para muchos se da por la invitación macabra de un familiar cercano a dar una vuelta de celebración a los quince o dieciséis años; la edad en que ya “tenemos que ser todo un hombre” y entonces son las dos de la mañana cuando alguien pone su mano ebria sobre nuestro hombre y dice: ¡ahora es su turno pelao!

Llegó el momento esperado en el que estrenarnos con una prostituta

El susto es inconsciente pero lo peor es que él, el de abajo funciona como si no estuviéramos muertos del miedo por el tan conocido “descorche”, es el más activo y así pasa, nuestra castidad se ha quedado en la casa de muchos.

Por otro lado y en contrariedad del anterior, en muchos casos llega la época en que las ganas son tan fuertes que ni el método de autoestimulación funciona, entonces en un momento de alto arrebato nos encontramos con el grato y oportuno consuelo de encontrarnos con una página de anuncios de contactos, chicas a domicilio o con su propio piso para visitar, que se convierte en la primera de muchas visitas de cada fin de semana que la economía no aprieta demasiado.

Y es que, si eres de los que como yo vives en el norte, darse el lujo de encontrar a una chica para tener el sexo puede dejarte con las ganas durante meses. Aquí las chicas no están muy sueltas a la primera de cambio y si necesitas paliar tus ganas, cuando aprietan como las mías, que mejor que buscar putas en donosti.

Para aquellos que la perdieron en manos de una enfermera, diabla, sirvienta, policía, etc.

¡Suerte!

Leave a Reply

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Cathy Taboada
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://mujer360.es/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola