Sexualidad

Sexo seguro con preservativos

Poco tenemos que decir sobre el sexo seguro que no se haya dicho ya. Pero nunca está de más hacer un pequeño listado de recomendaciones para evitar los riesgos que supone el sexo sin protección o con un control escaso sobre los preservativos.
Pero antes de todo,

¿qué riesgos corremos por mantener sexo sin protección?

Muchos… sobre nuestra salud y sobre nuestro futuro. El sexo sin protección nunca debe ser una opción. Como mujeres debemos decir NO, alto y claro cuando un hombre insiste en que el condón es incómodo o que no siente igual.
Chico… te fastidias. Sentir sentirás, quizá no igual pero el placer de 15 minutos no es comparable a contraer una enfermedad de transmisión sexual de por vida o a un embarazo no deseado…
Los principales riesgos del sexo sin protección son básicamente dos:
  1. Enfermedades: y las hay muy serias, como el SIDA, herpes, gonorrea, sífilis… y unas cuantas más que harán de tu vida un infierno. Algunas con tratamientos, otras con paliativos como el SIDA.
  2. Embarazo: aquí las mujeres somos las más perjudicadas, evidentemente. Tras un embarazo no deseado debemos decidir qué hacer ¿tenemos un bebé? ¿abortamos? ninguna de las dos elecciones se hace fácil si no ha sido planificado y un bebé no entraba en nuestros planes de futuro. Dependerá de ti la decisión, únicamente de ti. Que nadie te diga lo que puedes o no puedes, debes o no debes hacer con tu cuerpo en base a criterios morales o religiosos, económicos o de cualquier otro tipo.

¿cómo protegerse para tener sexo seguro?

Si mantienes relaciones sexuales esporádicas con gente a la que todavía no conoces demasiado, o que acabas de conocer, la única forma de protegerte y de tener sexo seguro es con el uso de preservativos. Los condones nos ayudarán a mantener nuestra salud sexual en plena forma, evitando la transmisión de ETS y los embarazos no deseados.
Pero también hemos de decir que este método anticonceptivo no es seguro al 100%. Sólo la abstinencia es segura al 100%, aunque no es plan ¿verdad? A veces olvidamos ciertas normas o reglas a seguir con el uso de los preservativos que pueden hacer que su función quede relegada a la nada.

Un pequeño recordatorio sobre el mejor uso de los condones

  • Comprueba la fecha de caducidad. A medida que envejece de látex, se hace más propenso a romperse y rasgarse
  • Mantén los preservativos lejos del calor y la luz solar directa. El calor hace que el látex se torne más frágil. Y sobre todo no guardes los condones en la guantera del coche. Está bien poner un preservativo en el bolso o en la cartera cuando vas a una cita, pero no lo tengas ahí durante meses.
  • Úsalos siempre. Usar condones NO corta el rollo. Manténlos cerca y encuentra maneras de incorporarlo al juego. Nunca te dejes llevar por el momento y pienses es un ratito y luego me lo pongo… error.
  • Pon unas gotas de lubricante compatible con el latex, como los lubricantes de base acuosa antes de ponerlo. Pero sólo unas gotas, ya que sino resbalará demasiado y puede acabar dentro de la vagina y fuera del pene. El lubricante ayudará a reducir las burbujas de aire y la posibilidad de rotura, también aumenta la sensibilidad. Nunca utilices aceites con condones de latex por que puede producir roturas.
  • Desenrolla el condón hasta la base del pene, controlando que sigue ahí durante toda la penetración. A veces, los condones pueden deslizarse del pene y quedar dentro de la vagina
  • Después de la eyaculación, sujeta la base del condón. Es importante retirarlo antes de que el hombre pierda la erección completamente. A medida que el pene se ablanda, es más probable que el preservativo se salga.

Esperamos que estos consejos te sirvan para mantener la seguridad en tus relaciones sexuales. Recuerda usar preservativos siempre, tanto si hay penetración como si no. El sexo oral y el sexo anal NO están exentos de riesgo y también deben ser practicados con seguridad.

Leave a Reply